¡Hola!

Foto 31-8-20 19 45 30

Bienvenid@ a Proyectos Inauditos. Soy Belén Martínez y estoy encantada de saludarte.

Te preguntarás -¿y qué hago aquí?– o tal vez –¿quién dices que eres?-. Bien, espero poder explicar lo que hago, lo que pienso y en cualquier caso, lo que me gustaría lograr.

Tal vez hayas oído por ahí la frase «si no existes en internet, no existes.» Yo la digo mucho. Mi madre dice que exagero, pero sin embargo la realidad es que cuando queremos algo, o simplemente tenemos curiosidad, cogemos el movil y buscamos información, todos los días, en google, en redes sociales… Contrastamos opiniones, vemos tutoriales, ojeamos fotos… Y finalmente nos decidimos por una u otra marca, un hotel, un vino, un restaurante, etc. por nuestra percepción de imagen de marca que nos guste más, por lo simpáticos que nos hayan parecido en instagram o que empaticen mejor con nosotros… En definitiva, elegimos lo que queremos seguir, o por lo menos, eso creemos…

Permíteme que te haga una pregunta: ¿Contratarías un ‘BlaBlaCar’ si las puntuaciones de los viajeros fueran malas? ¿O llevarías a tu perro a un veteriano que tuviera malas reseñas en google? ¿Seguirías a un grupo de música que no pusiera sus maquetas en facebook o en youtube? Piensa la respuesta, y sea la que sea, una cosa es cierta: Estás tomando decisiones de elección en función de percepciones ajenas y también propias. Estás creando juicios de valor y en esto influye la parte más objetiva de tu cerebro, pero también la más emocional.

Cuando me preguntan a qué me dedico, me gusta decir que a socializar marcas. Las creatividades ayudan mucho a impulsar las emociones, los gustos y a lograr que un producto no solo sea bueno, sino que también lo parezca. Para ello las redes sociales son el canal de comunicación más efectivo, con el que los negocios, sean cuales fueren, consiguen relacionarse con los usuarios, potenciando su marca, logrando nuevos clientes y fidelizando a los que ya tienen. Esa parte humana que antes solo veíamos en los anuncios de la tele o de la prensa o con el «boca a boca», ahora está viva en tiempo real, no solo mediante la información que las marcas quieran transmitir, sino que los usuarios interactúan entre ellos mediante comunidades, dan su opinión, que tanto miedo ha dado esto, la opinión de los usuarios, y que sin embargo sientan las bases de cualquier sistema de calidad que se precie.

No nos engañemos, ahora y siempre, el cliente ha sido, es y será el rey. Y además, opina, opina y mucho. Tanto que es una fuente inagotable de información constante, que permite que las marcas se adapten a ellos, que puedan ver fortalezas y debilidades, que antes solo se podían estudiar mediante encuestas de satisfacción o facturación pura y dura. Las redes sociales son la boca, los ojos y las orejas de los negocios. Por eso tan importante es saber qué decir como saber escuchar.

Bueno, y después de este discurso, dirás: –Ya, pero qué haces exactamente-. Te lo resumo en tres pasos:

Primero: Analizo tu situación en las redes. Y la de tu competencia directa. En muy importante verte en el contexto general del mercado. Así se puede tener una referencia real de cómo están las cosas.

Después: Te hago unas preguntas, del tipo «qué quieres conseguir», y «cuánto te quieres gastar» porque, en las redes sociales se crean campañas, y estas campañas hay que pagarlas. Siento decirlo, pero una campaña publicitaria sin inversión, no es efectiva. A no ser que seas Fernando Alonso o Madonna, la generación de movimiento orgánico (o sea, el que no se paga) no es relevante en el mundo de los mortales.¡Ojo! No es cuestión de gastar mucho, solamente lo justo y necesario y lo más importante, invertirlo en lo que realmente importa: en tu público objetivo.

Más tarde: Recopilar información, contenidos, seleccionar creatividades, o hacerlas, porque las redes tienen que estar vivas, tienen que contener cosas bonitas y útiles para el usuario, no podemos dejar que nuestro seguidor se aburra, eso nunca. Y esto no, no hay que pagarlo en campañas. Se elabora un calendario de publicaciones de mínimos.

Y por último: Se realiza un seguimiento periódico/mensual de la evolución de los impactos de marca en nuestros canales sociales, para ver qué funciona mejor y qué peor, dónde hacer hincapié, por dónde conquistar el amor del usuario y cómo lograr que nos sea fiel.

Cada persona es un mundo, y cada marca y cada negocio también. Por eso creer que «fulanito es mejor que yo porque tiene más fans en facebook» no es ni por asomo una verdad absoluta. Mejor calidad que cantidad, porque, como decimos en el mundo online: menos siempre es más.

Pero aquí no queda todo. También realizamos análisis de todo lo que sucede en tu negocio, digamos que miramos con lupa lo que sucede y lo que se puede mejorar, en función de lo que desees conseguir, o incluso podemos proponerte nuevos objetivos para siempre seguir avanzando y que tu actividad siempre esté preparada para ser la mejor. Esto es lo que llamamos consultoría interna de procesos, pero básicamente es ayudarte a poner sobre la mesa qué hacer y cómo, para mejorar siempre.

Después de toda esta parrafada que te he soltado, solo acabar diciendo que me apasiona lo que hago, que me considero una creadora más que una creativa, y que siempre, bajo mi percepción, me encantaría poder guiarte en el mundo de las redes sociales y de internet. No todo está inventado y gestionar redes sociales no es colgar fotos en Instagram. Detrás de todo, siempre hay un plan elaborado. Y en eso es en lo que yo puedo ayudarte. Tú dedícate a tu negocio, que mi equipo y yo nos encargaremos de tu imagen social.

¡Un abrazo!

Belén.

A %d blogueros les gusta esto: